¿Combustible líquido a partir de las emisiones de CO2?

0
95

Las emisiones de CO2 generadas por la actividad humana, son una de las peores amenazas para el planeta. Por eso desde hace años se buscan alternativas a los combustibles fósiles. Algunas de ellas son biocombustibles a partir de la hoja de maíz, o utilizando el biogás para producir electricidad,… Esos y otros ejemplos son considerados por el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) como demasiados costosos, y derrochadores. Tal vez el camino más inteligente sería capturar y reutilizar esas emisiones dañinas en otros procesos que generaran energía más limpia. Y eso fue precisamente lo que se consiguió en una planta piloto de China.

emisiones de CO2 contaminantes

La solución del MIT para convertir gases residuales en combustible

Según se publicó en esta revista, los investigadores descubrieron que los gases residuales se podían convertir en ácido acético (vinagre). Estos gases provienen de las emisiones en plantas siderúrgicas, plantas de energía, e incluso en vertederos de basura. Y para ello se utilizarían bacterias. Bastaría luego emplear una levadura especial para convertir ese vinagre en un combustible líquido de bajo carbono.

Este proceso sería un gran avance en la lucha contra el calentamiento global, siempre y cuando no fuera caro y se pudiera realizar a gran escala. Según el profesor Gregory Stephanopoulos:

Es una historia bastante extraordinaria. Todo comenzó hace unos años con un proyecto posdoctoral financiado por el Departamento de Energía de los Estados Unidos. Buscábamos en una escala de tiempo muy rápido [de desarrollo], y hemos reconstruido un sistema integrado donde se pone el gas en un extremo y se obtiene un combustible en el otro.

El proceso lo patentó el MIT, y se licenció para utilizarlo con éxito en una planta de Shanghái de la compañía GTL Biofuel. Luego se ensayó en una instalación con mayores emisiones de CO2, para evaluar la escalabilidad del proceso, costos, y huella de carbono.

Por cierto, que estos científicos no son los únicos que están investigando para desarrollar biotecnologías que conviertan gases nocivos en combustible. También está la compañía Lanzatech, que utiliza microbios para fermentar los gases en moléculas más complejas. O la empresa Catalysta, ambas creadas en los Estados Unidos.

Escrito a partir de un artículo en The Guardian. Allí se explica muy bien por qué no son tan recomendables las plantas de biogás, entre otras cosas. Foto de cabecera de Stevep2008.

DEJA UNA RESPUESTA

Los datos de carácter personal proporcionados en este formulario serán tratados por Fermín Gómez Fernández, como responsable de esta web. La finalidad es añadir dicho comentario al artículo. La legitimación es tu consentimiento. Destino: los datos facilitados quedan guardados en nuestro servidor, y no son compartidos con terceros. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, y suprimir los datos en blog@is-arquitectura.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Hay información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

He leído y acepto la política de privacidad de este blog. *

[Todos los comentarios son moderados, ten paciencia, el tuyo se publicará pronto!]