Cuando el lucernario también genera energía

4
3

Hace tiempo nos sorprendíamos con la idea de que un edificio pudiera generar electricidad con sus ventanas. Pues bien, el vidrio fotovoltaico ya es una realidad, y tiene un acabado realmente atractivo y uniforme. Se puede utilizar para producir electricidad incluso en zonas de los edificios que no tengan una orientación óptima.

Estas fotos corresponden a un edificio de Béjar (Salamanca, España) con lucernario de vidrio fotovoltaico. Dicha instalación sirve para generar electricidad para el alumbrado del inmueble, almacenando una parte en baterías. El exceso la consume directamente, pero también aporta propiedades bioclimáticas, funcionando de barrera frente a los rayos ultravioleta. La cubierta acristalada tiene una superficie de 270m2 y combina tres tipos diferentes de vidrio solar. Estos paneles tienen un 10%, 20% y 30% de transparencia. En total, puede producir una energía anual de 8.763 kWh, evitando la emisión de 5,9 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Este tipo de vidrio fue desarrollado por Onyx Solar, en una amplia gama para facilitar una buena integración en la arquitectura. Se pueden conseguir unidades de doble o triple acristalamiento, de diferentes transparencias, colores, incluso como vidrio de seguridad fotovoltaico.

lucernario con vidrio fotovoltaico

lucernario-vidrio-solar

Las imágenes de esta instalación con vidrio fotovoltaico son del blog de Onyx.

4
Deja un comentario

avatar
3 Hilos de comentarios
1 Hilos de respuesta
0 Seguidores
 
Comentario más comentado
Hilo de comentarios más caliente
2 Comentarios del autor
Adferjoteroar Comentario reciente del autor
  Suscribirse  
más reciente más antiguo más votado
Notificación de
trackback

[…] Lucernario con vidrio fotovoltaico […]

joteroar
Usuario
joteroar

Jeje, me alegra que os lo toméis así. Indica una gran actitud para llegar a serlo :)

joteroar
Usuario
joteroar

Genial la noticia. Tiene muy buena pinta ese vidrio. Pero una crítica al escritor, que a ver si nos enteramos del significado de ciertos términos que estoy cansado de ver y oir cómo se emplean erróneamente: Óptimo: Sumamente bueno, que no puede ser mejor. Esto implica que no se puede hablar de grados de optimismo. O es óptimo o no lo es. No existe lo poco óptimo, ni lo demasiado óptimo, ni lo más óptimo. Lo mejor es lo mejor y punto. Sería como decir que algo es un poco inmejorable. No tiene sentido. Cuando se escribe para un público… Leer más »