La arquitectura de «La Isla»

0
8

La_Isla_habitacion_agnates

Alguna que otra vez el Cine se involucra de una forma especial con la Arquitectura. En la película «La Isla«, dirigida por Michael Bay, se producen innumerables secuencias con decorados reales y/o digitales para mostrar un entorno relativamente cercano a nuestros días (año 2019), creíble y de un diseño ciertamente interesante.

La_Isla_interiores_Centerville

El diseñador de producción (Nigel Phelps) tuvo que crear un mundo subterráneo (el complejo Centerville), aquel en el que sus residentes creen que están viviendo en la superficie, para lo cual se documentó en libros sobre enormes estructuras enterradas, así como del diseño de plataformas petrolíferas del Mar del Norte. Los interiores de esta ciudad subterránea se realizaron con enormes decorados (Estudios Downey) y entornos generados por ordenador: tres torres residenciales con una en el centro para trabajo y esparcimiento llamada Atrio Central.

La_Isla_exterior_Centerville

El interior enseña una estructura de hormigón, con toda su textura, y muchas transparencias de vidrio, con líneas rectas y decoración minimalista, donde la luz artificial cenital y la que proviene del suelo en algunos vestíbulos y pasillos, hacen de él un lugar moderno y limpio. Grandes pantallas de vídeo y paneles translúcidos añaden el resto, pero sin saturar.

La_Isla_interior_circular

La habitación tipo de los agnates lo dice todo (primera foto): minimalismo para enmarcar un paisaje de mentira generado por un gigantesco aparato holográfico, con elementos domóticos y análisis muy sugerentes (como el del inodoro).

Los Estudios Downey son una antigua instalación aeroespacial de la NASA que tiene la superficie de rodaje más amplia que se puede encontrar en Los Ángeles. Se necesitaron cinco meses de trabajo, para montar los decorados que recrean el complejo Centerville de Merrick Biotech. (Su longitud era la de cinco campos de fútbol). El interior del espacio central, con varios desniveles, es el área de comunicación principal y sale en numerosas secuencias de la película, pero siempre desde un ángulo diferente.

La_Isla_interior_Centerville

La oficina del personaje Merrick (la sala que tiene el Picasso) se diseñó expresamente para la película, no pertenece a ningún edificio real. Tiene muchos detalles de mobiliario y tecnológicos (como el de la mesa táctil) que durante el film el director se encarga de ir mostrándonos. He aquí dos panorámicas de sus lados opuestos, la del cuadro de Franz Kline, y la que contiene el Picasso.

La_Isla_despacho_Merrick

La_Isla_despacho_Merrick

Para las escenas en la casa del diseñador de barcos (Tom Lincoln), sí que se ha utilizado una vivienda real, al menos para la entrada a la misma y el primer hueco de escaleras que aparece. Pero la sala a doble altura con la escalera de peldaños en voladizo, sí que parece pertenecer a los decorados de los Estudios Downey, ya que el acabo de lo que se supone que es hormigón es idéntico.

La_Isla_casa_Tom_Lincoln

La_Isla_casa_Tom_Lincoln

A la siguiente escalera con peldaños de madera empotrados, el director le saca mucho partido, se recrea con ella en varias tomas, haciendo subir y bajar a los actores, o con las sombras que proyecta en una escena casi al final de «La Isla».

La_Isla_casa_Tom_Lincoln

Los guiños a algunos avances tecnológicos inminentes, como los del ordenador de la oficina de Merrick, manejado por una pirámide de cristal, el metro colgante de Los Ángeles, o el tren magnético que cruza el desierto de Nevada… son dignos de ser mencionados en próximos artículos.

magnetotren_y_tablero_tactil

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificación de