Boxhome: vivir en un cubo

0
97

Boxhome realmente no es un cubo, más bien es un «medio cubo» . Posee una planta de 5,50 x 2,30 metros cuadrados, y  5,70 metros de altura. Está ubicado en Oslo (Noruega), como experimento casi minimalista del arquitecto finlandés Sami Rintala, artista también cultivado en Dinamarca e Islandia.

En un volumen de esas características se programó una distribución en cuatro estancias. Tiene cocina con comedor, cuarto de baño, sala de estar y dormitorio. Pero se hizo sin concesiones, pensado para apurar al máximo su habitabilidad, tal como lo haría un ermitaño. Es la cueva urbana para una vida anti-consumista, para alguien que no acumule muchas posesiones.

boxhome - sami rintala

Su piel está formada por muchas capas. Está formada por madera, lana de vidrio, cámara de aire bien ventilada, paneles con terminación de aluminio hacia el exterior… El acabado interior es de una madera teñida (ciprés) muy barata. Ese material le confiere una textura imperfecta que contrasta bastante con el aspecto más tecnológico del exterior. Los muebles presentan un acabado más fino y son de colores más claros, también en madera (abedul, aspen, roble rojo).

boxhome_interior_minimalista

Una casa diminuta para ser auto-construida

Este prototipo de casa mínima se construyó en cuatro semanas, con la ayuda de tres hombres. Pero una persona sola la puede montar durante un verano. No hay que olvidar que hasta hace poco en los países nórdicos eran habituales la casas construidas por las propias familias. Éste no será el único modelo que se tendrá, pues habrá boxhomes más grandes para mayores requerimientos familiares. Eso sí, se mantendrá la misma filosofía. Rintala incluso se está planteando la incorporación de otras culturas a los diseños. Eso ya se observa en el modelo de cocina-comedor, inspirado en la tradición japonesa (siguiente foto).

boxhome_interior_compacto_cocina_comedor

boxhome-interior

Boxhome demuestra que una pequeña casa puede ser mantenida y construida con menos recursos. Este prototipo en el patio de la Galleri ROM  de Oslo cuesta la cuarta parte que un apartamento con los mismos metros cuadrados en esa misma zona de la ciudad. Falta por ver si esta misma manera de pensar se traduce en una vivienda con unas instalaciones y prestaciones energéticas renovables. Entonces el modelo estaría realmente a la altura de lo que hoy día debe ser una vivienda prefabricada.

DEJA UNA RESPUESTA

Los datos de carácter personal proporcionados en este formulario serán tratados por Fermín Gómez Fernández, como responsable de esta web. La finalidad es añadir dicho comentario al artículo. La legitimación es tu consentimiento. Destino: los datos facilitados quedan guardados en nuestro servidor, y no son compartidos con terceros. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, y suprimir los datos en blog@is-arquitectura.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Hay información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

He leído y acepto la política de privacidad de este blog. *

[Todos los comentarios son moderados, ten paciencia, el tuyo se publicará pronto!]