Construir una casa en la pradera para preservar la salud mental

0
90

Hay gente que no soporta pasar muchas horas al día sentada en el escritorio. Una de esas personas es Paul McMullin (de Ennis, Montana), que decidió salir de su rutinario trabajo de invierno. Además le ayudaría a despejar la mente. La solución: construir una cabaña de madera en la pradera.

casa-madera-pradera hecha por Paul McMullin

Para Paul éste no fue el primer refugio que construía -o ampliaba-. Él llama a esta coqueta vivienda la «pequeña casa de la pradera». Tiene unas dimensiones de 14 x 16 pies (4,27 x 4,88m) con un pequeño porche en la entrada de 1,22m de anchura que ocupa todo el frontal. Por dentro está sin determinar demasiado, dejando esa tarea para el comprador.

Lo mejor de esta casita de madera es que, a pesar de tener un diseño clásico, es muy sencilla en sus detalles. No tiene esos adornos que a tanta gente le molesta.

casa-madera-pradera-1

Fotos originales de Tiny House Blog.

DEJA UNA RESPUESTA

Los datos de carácter personal proporcionados en este formulario serán tratados por Fermín Gómez Fernández, como responsable de esta web. La finalidad es añadir dicho comentario al artículo. La legitimación es tu consentimiento. Destino: los datos facilitados quedan guardados en nuestro servidor, y no son compartidos con terceros. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, y suprimir los datos en blog@is-arquitectura.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Hay información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

He leído y acepto la política de privacidad de este blog. *

[Todos los comentarios son moderados, ten paciencia, el tuyo se publicará pronto!]