Arquitectura urbana en el 2050, según ARUP

1
114

En este artículo intentaremos adivinar las características principales de los edificios urbanos para el año 2050. Para ello habría que considerar en primer lugar el tipo de población a la que serviría. También hacia dónde evolucionarán todos aquellos sistemas que se incorporan a la arquitectura sostenible. Aún así, el gigante de la ingeniería moderna (ARUP) se atrevió con este análisis, y publicó un documento. Estaba escrito por Josef Hargrave, con ilustraciones de Rob Hunt, cuyo contenido nos resultó bastante interesante.

Lo primero que llama la atención de este edificio del futuro es que funciona como un organismo vivo. Mantiene una relación ecológica con su entorno, al tiempo que se adapta a los requerimientos de sus ocupantes. Eso lo consigue empleando módulos prefabricados que se pueden quitar o poner de manera robotizada, ya sea para modificar el uso de un sector, actualizarlo, o incluso repararlo.

En estos edificios posiblemente se incorporen todo tipo de sistemas para abastecerlos de energía limpia. Será normal el uso de turbinas eólicas, pilas de combustible, algas, fotovoltaica…etc. Tampoco habría que descartar sofisticados métodos que hagan un uso racional de los recursos naturales. Se supone también que esta arquitectura futura sustentable funcionará como granjas verticales que abastecen de alimentos frescos a la comunidad.

arquitectura sustentable 2050 ARUP

Características de un edificio del 2050

Según las ilustraciones de este hipotético edificio del 2050, el resumen de sus características sería el siguiente:

  • Estructura flexible. Con componentes modulares que se pueden actualizar y/o sustituir.
  • Recursos sostenibles. El edificio hace uso de recursos renovables, materiales reciclables, y tiene capacidad para funcionar como granja de producción de alimentos.
  • Fachadas reactivas. Las fachadas de los edificios del futuro estarán hechas con materiales que se adaptan al clima. También tendrán capacidad de producción energética y de alimentos, y hasta se podrán auto-limpiar.
  • Integración con la comunidad. Habrá una especial relevancia de los espacios públicos y verdes, con cómoda conexión a los sistemas de transporte de la ciudad. Será una arquitectura que enseñe y promueva las prácticas sostenibles.
  • Sistemas inteligentes. Los edificios reaccionarán ante los cambios internos y externos, gracias a sensores y la automatización en la producción de recursos.

Con todas estas características, parece que queda aún más claro que los buenos edificios del mañana, además de crear hermosos espacios, tendrán que integrar mucha tecnología en su interior. Formarán parte del ecosistema urbano, promoviendo la gestión sostenible de los recursos, y contribuirán a las necesidades del usuario. La producción de energía y de alimentos no será un plus, sino una condición indispensable en esta arquitectura sustentable.

Este documento está disponible para descarga aquí.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Los datos de carácter personal proporcionados en este formulario serán tratados por Fermín Gómez Fernández, como responsable de esta web. La finalidad es añadir dicho comentario al artículo. La legitimación es tu consentimiento. Destino: los datos facilitados quedan guardados en nuestro servidor, y no son compartidos con terceros. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, y suprimir los datos en blog@is-arquitectura.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Hay información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

He leído y acepto la política de privacidad de este blog. *

[Todos los comentarios son moderados, ten paciencia, el tuyo se publicará pronto!]