Depósitos exteriores para agua de lluvia

0
3

Recoger el agua de lluvia y emplearla para el riego del jardín, no tiene por qué suponer un gran desembolso económico. Hay depósitos exteriores para aguas pluviales que se instalan fácilmente, y que además hasta pueden decorar un rincón del jardín. También los hay flexibles, pero no son tan bonitos. Las capacidades dependen del modelo de depósito, pues varían desde 300 a 2.000 litros. Todos ellos vienen preparados con distintas salidas donde poder instalar un grifo.

Estos depósitos se fabrican con polipropileno, un material robusto y menos frágil que los de fibra. Poseen un espesor suficiente para que sean opacos y eviten el crecimiento de algas en su interior. Por dentro se pueden limpiar con relativa facilidad, ya que su superficie es lisa. Además, es un material 100% reciclable. Se fabrican en distintas formas, tamaños, y colores. El más sofisticado es el que tiene forma de ánfora, con un macetero incorporado en su parte superior.

depósito ánfora para pluviales de polipropileno decorativo

depósito para agua de lluvia con forma de ánfora

depósitos columna y con forma de muro para lluvia

El modelo con forma simple de ánfora puede adquirirse en color terracota o beige. Es ideal para viviendas con estilo mediterráneo, y viene con capacidades de 300-500 litros; aunque hay un modelo más ajustable a la pared (con un lado plano) que es de 350 litros. Los de columna pueden ser en tres colores (beige, gris, verde oscuro), y son los más versátiles en cuanto a capacidad de almacenamiento, pues van desde los 330 hasta los 2.000 litros. También hay una versión para ir ajustada a la fachada. Los más atrevidos pueden decidirse por el depósito que imita un muro de piedra, en este caso el volumen es de 340 litros, y los colores son beige o piedra.

filtro bajante para agua de lluvia

Una óptima instalación de recogida de agua de lluvia precisa de un filtro que evite que hojas, partículas, y cuerpos extraños entren en el depósito. Por eso son recomendables los que se acoplan a la bajante. Los mejores son los autolimpiables, con filtro de acero que requiere de poco mantenimiento, pues con un simple giro se cambia el modo de funcionamiento de invierno a verano, sin que sea necesario desmontarlo. Estos filtros también se pueden utilizar para detener el rebose del agua en el tanque.

Por apenas 400€ se puede tener un modelo pequeño de tanque, con filtro y demás accesorios. Puede haber más información en la web de Graf.

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificación de