Granjas verticales para Londres

0
114

Estos renders corresponden a ideas nacidas del concurso LOFT 2011. Estaba organizado por AWR, y se buscaba un diseño de granja vertical para Londres, a orillas del Támesis. También había interés en saber qué materiales serían los más adecuados para una construcción de este tipo. La competición tenía por objetivo compaginar la granja con un uso residencial.

granja vertical para Londres

La opción ganadora llegó de un equipo de Corea del Sur. Se trata de una propuesta que funciona como un gran árbol con tres troncos. Pero nos cuesta trabajo entender dónde están las viviendas, y otras cuestiones que se nos plantean. En el lado opuesto, porque parece la más viable de todas, está el proyecto titulado «Breathing Vertical Farm» del equipo K2P (también de Corea del Sur). Recibió una de las menciones, y aquí en Is-Arquitectura fue absoluta vencedora, por eso encabeza este artículo.

¿En qué consiste una granja vertical?

La granja vertical es un concepto que partió de Dickson Despommier (profesor de Ciencias Ambientales de la Universidad de Columbia, Nueva York, año 2000) y varios arquitectos. Se pretendía establecer posibles estructuras verticales urbanas para el cultivo de productos agrícolas y ganaderos. Todo ello motivado por el crecimiento constante de la población en áreas metropolitanas. Con estos edificios se evitaría la huella de carbono que provoca el transporte de mercancías a la ciudad. También sirven para aumentar la productividad del suelo, ya que con una granja vertical de 30 pisos se podría alimentar a unas 10.000 personas. Los defensores de este tipo de arquitectura/agricultura se basan en que ya contamos con la tecnología suficiente para llevar a cabo estas estructuras. Una granja vertical implica el uso de la hidroponía para los cultivos, y las energías renovables (solar y eólica). En contra, hay quienes opinan que serían proyectos inviables, debido al alto coste para abastecer de energía los niveles inferiores.

Otras ventajas colaterales de las granjas verticales:

  • Producirían durante todo el año, al igual que los invernaderos, no de forma estacional.
  • Los cultivos estarían a salvo de inundaciones y sequías.
  • Reducción de emisiones de CO2 por maquinaria agrícola.
  • Menor consumo de agua.
  • Reducción del coste de producción.

Había más información sobre estas estructuras verticales: en el sitio de AWR.

DEJA UNA RESPUESTA

Los datos de carácter personal proporcionados en este formulario serán tratados por Fermín Gómez Fernández, como responsable de esta web. La finalidad es añadir dicho comentario al artículo. La legitimación es tu consentimiento. Destino: los datos facilitados quedan guardados en nuestro servidor, y no son compartidos con terceros. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación, y suprimir los datos en blog@is-arquitectura.es, así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Hay información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

He leído y acepto la política de privacidad de este blog. *

[Todos los comentarios son moderados, ten paciencia, el tuyo se publicará pronto!]