Cottage: cabaña prefabricada en Ripollés

0
9

En la comarca catalana de Camprodón (Gerona) se ubica la cabaña Cottage. Es una pequeña casa de paneles prefabricados, situada en una ladera con bastante pendiente.

Cottage casa de paneles prefabricados

Aparte de los condicionantes que establecía el sitio, el cliente deseaba que el proyecto se hiciera con madera, y se ajustara a un presupuesto reducido. Por esos motivos la cabaña es pequeña, y sin grandes alardes técnicos.

El edificio se ubica en la parte media de la parcela, donde la pendiente llega a alcanzar el 20%. Se hace en la zona que menor vegetación (y de menor tamaño) tiene que talarse. Se salvaron 4 abetos en la zona superior del sitio, y una sequoia en la parte inferior.

En los planos de esta cabaña de vacaciones se distinguen perfectamente dos volúmenes. Hay uno para los dormitorios, y otro para la zona de día. Los dormitorios se organizan mediante un pasillo: la habitación principal está al fondo, y tiene baño; Hay dos habitaciones más pequeñas que comparten un cuarto de baño con ducha. El cuarto de instalaciones está en una esquina, y es accesible desde el exterior.

El segundo volumen tiene menos superficie, pero una zona delantera cubierta, a modo de porche. Dentro contiene la cocina, comedor, y sala. Una escalera conduce a un altillo con escritorio. Esta organización es posible gracias a la inclinación que se le ha dado al tejado de este volumen.

Cottage sala con altillo Mogas Arquitectes

Una casa de paneles prefabricados

Con el fin de reducir al máximo posible el coste de la cabaña, se tomaron estas tres medidas:

  • Reducir al mínimo la excavación en el sitio, de tal manera que se compensaría la extracción de tierras con la aportación.
  • Prefabricar la cabaña.
  • Realizar el ensamblaje en el sitio con el mínimo de medios auxiliares posibles.

Esas decisiones dieron lugar a que el proyecto adquiriera más limitaciones. La más importante de todas: los módulos prefabricados no podían superar ciertas dimensiones, para poder ser luego transportados por carretera. La casa se proyectó dividiéndola en tres módulos: uno para los dormitorios; otro para la sala de estar y la cocina; y un tercero para la cubierta de la zona de día y el altillo.

La obra se materializó con paneles prefabricados de entramado ligero. De esta manera se construyó primero en un taller, y luego se ensambló todo en la parcela.

Debido al duro clima del Pirineo, los cerramientos tienen una doble capa de material aislante, realizada con lana de roca. El revestimiento exterior está formado por una fachada ventilada de madera.

Cottage fachada casa de madera

Esta pequeña casa de paneles prefabricados fue diseñada por el estudio de Mogas Arquitectes. Fotos de José Hevia.

Deja un comentario

avatar
  Suscribirse  
Notificación de